Birdman o (la previsible vileza de la ampulosidad), por Nuria Silva

1-The-Immigrant¿Dónde queda el espectador en la última película de Iñárritu? ¿Qué lugar ocupa en el ir y venir del falseado plano secuencia, entre tanto palabrerío, tanta afectación interpretativa y tantas nimias referencias? El ejercicio propuesto por el director es de un nivel de pedantería insoportable. Más que estimular la mirada pareciera querer atraer a una audiencia amplia, recurriendo a un elenco de figuras populares y usando el nombre de un reconocido superhéroe de Marvel en el título, para luego ir expulsando de a poco a quienes no puedan interpretar la intertextualidad que asoma nada tímidamente. He aquí la cuestión: las groseras y, en apariencia, selectas alusiones culturales traslucen juicios intelectuales que atentan directamente contra el espectador en lugar de funcionar como una verdadera crítica contra el consumo de masas desde el centro mismo de la producción. Entender Birdman como una detracción del frívolo mundo del espectáculo en contraste con el del «arte» o el del «artista» es casi como comprar a ciegas el discurso anti-capitalista de El destino de Júpiter sin contemplar su naturaleza de gran producción en el seno de Hollywood. Sin embargo, los Wachowski ofrecen un maravilloso y entretenido espectáculo que no deja afuera a nadie y, acaso por el desprecio que genera el contenido político de su película o la superficialidad aparente de su entretenimiento, son desmerecidos por la propia industria (sin ir más lejos, contra las nueve nominaciones de Birdman para los Oscar, El destino de Júpiter obtuvo cero).

birdman-stills-wallpapers

Para colmo de males, como si no alcanzara con tanta rimbombancia técnica y ¿dialéctica?, Iñárritu se despachó contra un clásico al que –inevitable aunque también incomprensiblemente- su película fue relacionada, La soga (Rope, Alfred Hitchcock, 1948), tildándola entre otras cosas de “mediocre”. Aunque podamos discutir el valor de dicha película dentro de la filmografía de Hitchcock (no es precisamente una de sus más grandes obras), descalificarla de ese modo es excesivo y revela el propósito publicitario de la provocación. Por otro lado, excluye el contexto de producción y, por lo tanto, las dificultades asumidas por el viejo en aquel entonces. Claude Chabrol y Eric Rohmer ofrecen un claro panorama al respecto en su libro Hitchcock: «Los raccords requeridos por los cambios de bobina serán camuflados para no romper la sensación de continuidad en el tiempo o el espacio. Una vez cada dos se hará el encadenado sobre la espalda de una chaqueta. El resto del tiempo, sobre miradas, trampeando según la letra, cuando no totalmente el espíritu, pues son estos últimos cortes los que pasan más inadvertidos (…) Por su parte, Hitchcock jamás invocó otra cosa que la ventaja práctica de la empresa. El TMT (Ten Minutes Take, la duración de proyección de una bobina de 300 metros es en general de diez minutos) reduce la duración de la toma, y por consiguiente el costo del filme. La realización de La soga no llevó más de trece días. Se confeccionó un plan de trabajo de extremada precisión. Se construyeron dos decorados, uno para los ensayos y otro para el rodaje. Un sistema de señales luminosas advertía a los actores y maquinistas de los movimientos que debían realizar».

bm-sg-00489Más allá de la innovación técnica (tengamos en cuenta, además, que fue su primera película a color), La soga corría otra clase de riesgos al poner en primer plano la relación homoerótica de los protagonistas, siendo prohibida por esto mismo en varias ciudades de los Estados Unidos, además de constituir una praxis inhabitual para el espectador de aquella época. ¿Qué riesgos asume Iñárritu sesenta y siete años después? Verdaderamente ninguno. Según informa IMDB, la película cuenta con un total de diez y seis cortes simulados digitalmente (exceptuando el final, donde utiliza abiertamente el montaje), y su historia juega con la ilusión de la osadía pero al fin de cuentas no tiene nada interesante para decir. En el mejor de los casos, Birdman es un artilugio similar a un chupete: puede entretenerte un rato, tal vez distraerte, pero no hay sabor ni contenido, apenas la saciedad momentánea de algún tipo de compulsión (oral o visual). La culminación del ego trip de Michael Keaton/Riggan es previsible desde el comienzo, y tan poco se aventura Iñárritu a correrse de los márgenes estéticos/morales del mainstream que, por ejemplo, en una escena amenaza con un desnudo frontal masculino de Edward Norton para cubrir sus genitales de forma inmediata. Con la misma tibieza trabaja la relación padre e hija sin ahondar en la disfuncionalidad del lazo, sintetizando todo lo no resuelto en un breve monólogo de Emma Stone que es el epítome de toda convención psicoanalítica. Y así también con su amante, y con su representante, y con su asistente, y con su ex mujer… ni el gran angular que busca transformar las caras en máscaras de lo grotesco (especialmente en los primerísimos primeros planos) llega a descubrir la íntima turbación de estos personajes.

descargaLa aparición de los nombres de Roland Barthes o de Raymond Carver es irrelevante porque este guión no dota a las citas de profundidad ni tampoco interioriza al público (que no sepa nada de ellos) sobre las razones de las mismas. Es la cita por la cita misma, intertextualidad vacua, conducta canchera y soberbia de quien, una vez instalado en la meca de la industria, pretende diferenciarse para demostrar que puede ser algo más que ella. Pero con las puras pretensiones nada hacemos. La película toda está tan minada por la fatuidad que hasta vuelve insoportables a sus afectadísimos intérpretes diciendo sus líneas –diálogos sobrecargados- sin naturalidad alguna (que no tiene por qué implicar un tono realista o naturalista). Iñárritu logró que odiara a Michael Keaton, Emma Stone y hasta Edward Norton, algo que hasta el momento consideraba imposible. Birdman es la prueba más clara de que una mala dirección puede arruinar hasta al más experto o encantador de los actores. La banda sonora, mayormente compuesta por un solo de batería, parece querer rellenar los huecos que extenúan el relato pero termina siendo otro signo fastidioso de la puesta en escena.

Aquí puede leerse un texto de Eduardo Rojas sobre la misma película.

Birdman (EUA, 2014), de Alejandro G. Iñárritu, c/Michael Keaton, Emma Stone, Zach Galifianakis, Naomi Watts, Edward Norton, 119′.

26 Comentarios

Únete a la conversación y cuéntanos tu opinión.

17/02/2015 en 16:50

«la previsible vileza de la ampulosidad», sugiero

Nuria Silvarespuesta
19/02/2015 en 22:49

Hola RT, estás absolutamente en lo cierto, muchísimas gracias por la sugerencia!

Saludos y gracias por leer.

Nuria Silva

Nuria Silvarespuesta
23/02/2015 en 04:10

Querida La Crítica Incogible: Nadie que escuche Me darás mil hijos puede autodenominarse de otra manera. Te compadezco. De Truffaut sólo leí «El cine según Hitchcock» que, en realidad, es leer a Hitchcock. A Godard sólo lo menciono en mi texto sobre El crítico, (tal vez te equivocaste de nota) pero en Birdman ni lo menciono, me refiero a Chabrol y Rohmer, otros de la nouvelle vague, aunque entiendo que te pierdas. La última de Godard no me la bajé ni la fui a ver, no me interesa demasiado tampoco y entender a Godard es una de mis últimas preocupaciones.
Gracias por tu tiempo.

Nuria Silva

Silvia Gonzálezrespuesta
23/02/2015 en 10:11

Y tan pedante es que reduce su apellido a una G. Parece que no se banca el Gonzalez.
Ampulosa y vacia, como el discurso del chabon.

Nuria Silvarespuesta
24/02/2015 en 06:06
– En respuesta a: Silvia González

Hola Silvia: Tal cual, no me extrañaría que dentro de poco Armando firme como B. también.
Gracias por leer y comentar!

Nuria Silva

24/02/2015 en 16:18

La crítica que escribio esta «crítica» se olvidó de las ganas de vivir, y ve todo el cine con la distorsionada lente de un intelectualoide al que le faltó talento para poder realizar sus propias películas, y tuvo que conformarse con ser crítica. Como la misma ficticia Tabitha en la, por cierto fabulosa, película de Iñárritu, trata de denostar una obra de arte utilizando alusiones incomprensibles y fuera de lugar a textos y películas de antaño. Me pregunto donde residirá el disfrute cotidiano de dicha persona. Con solamente aclarar que en este texto se encuentran ausentes las palabras «risa» «reír» «humor» y «comedia» por nombrar algunas, se nota que no solo no entendió el concepto de la película, no la disfrutó, y que en su afán por verlo todo con ojos críticos y analistas se olvidó que es una COMEDIA. Si no se rió ni una vez en toda la película, consulte su psicólogo o consígase amigos que hagan algo más que estudiar el vintage cine francés. La crítica de su compatriota si es más fiel y con vida, aplaudo por él.

Nuria Silvarespuesta
25/02/2015 en 05:41

Ay, Juan… ¿Cómo explicarle a alguien que le otorga tanta gravedad a una crítica sobre un producto que ni siquiera es suyo lo que es tener ganas de vivir y disfrutar?. Peor, ¿cómo explicárselo a alguien que se pone a defender con tanto énfasis una película tan aburrida y snob como Birdman? ¿Cómo explicárselo a alguien que cree que porque no me gustó este bodrio kilométrico soy una amante del vintage francés? Alguien que, a las claras, no me conoce en lo más mínimo porque, en ese caso, bien sabría que estoy más cerca de ser una detractora de toda esa corriente.
Al psicólogo debería ir usted por tomarse tan a pecho estas cuestiones.
Por otro lado, mi referencia a La soga surge de la mención que el propio G. Iñárritu hizo de la misma, por si no se enteró.

Me alegra que la Academia, siempre tan seria y confiable, avale su pen(s)ar.

Saludos y muchas gracias por el tiempo dedicado!

Nuria Silva

José T.respuesta
02/03/2015 en 15:57

No encuentro un solo espacio en el que se escriba o hable de cine en el que no aparezca el génerico (ya a esta altura) defensor de Birdman que diga que el crítico que escribió en contra un texto sobre esta película es porque 1) «No se bancó el papel de la crítica de teatro», 2) «Lo que pasa es que a vos te gusta el cine francés y sos un snob», 3) «No apreciás lo del plano secuencia, todo el laburo técnico». Me he topado con los tres casos multiplicados por 10 en diferentes espacios donde escribí. Todavía en el 2015 no entienden que una crítica es un recorte de una obra. La verdad se merecen el cine de Iñárritu por 40 años más.

Nuria Silvarespuesta
06/03/2015 en 00:49

José: tal cual, se lo merecen. Por muchas estatuillas más!

Saludos y gracias por leer!

Nuria

Mauricio Rodriguezrespuesta
19/03/2015 en 14:50

Hola Srita. Nuria Silva

Yo he visto la película 3 veces y me creo adicción.

No tengo las palabras para explicar que me ha pasado con esta película que de entrada no llama mucho para verla, sin embargo me di una oportunidad y quizá sea por gustos pero no había visto algo que me impactara tanto y que alguien se atreviera a poner en su lugar tanto a actores de cine así como de teatro y a la juventud perdida en lo viral del internet.
No entiendo como tanta la gente involucrada al cine, teatro elogia tanto esta pelicula si prácticamente los esta vomitando. Quizá de ahí su grandeza.

Con toda humildad y sin afán de molestarla, creo que usted no la entendio.

Saludos

Nuria Silvarespuesta
21/03/2015 en 16:41

Estimado Mauricio: Muchas gracias por lo de señorita, pero ya soy toda una señora. A mi también me ha llamado poderosamente la atención tanto aval, en eso coincidimos, sin embargo a mi me sorprende en virtud de su mediocridad.

No es que no la haya entendido, simplemente no hay nada qué entender, sus alusiones son groseras y vacuas. Humildemente le recomiendo que vea Opening Night, de John Cassavetes, y entonces será usted el que lo entenderá todo.
Saludos.

Nuria Silva

Mauricio Rodriguezrespuesta
24/03/2015 en 23:07

Hola Toda una Señora

No siempre tenemos la suficiente inteligencia para aceptar la contra crítica.

Te siento reaccionaria, inmadura a pesar de ser (toda una señora)

Hubiera bastado con un: (muchas gracias por tu crítica)

Te faltan años para poder lograr una critica inteligente y no solo despotricar por el solo hecho de querer hacerlo.

Saludos

Mauricio Rodriguezrespuesta
24/03/2015 en 23:24

Por cierto Toda una Señora

Lee a Murakami y dejaras de entender todo lo que tu crees que entiendes y después entenderás todo

Saludos

Nuria Silvarespuesta
28/03/2015 en 14:43
– En respuesta a: Mauricio Rodriguez

Querido Mauri: Lo único que puedo agradecerte es la importancia que me das. Que yo esté acá contestando responde pura y exclusivamente a que, como trabajo en el medio, me notifican de los comentarios, en cambio en tu caso la molestia es meramente personal. Te imagino entrando a internet, tomándote el trabajo de volver sobre esta nota que yo escribí, pensando «Me habrá respondido Nuria Silva? A ver…», y te emocionaste tanto al ver que sí que volviste a escribir no una, sino dos veces! Otra vez te doy el gusto, así no te sentís ignorado.

Prefiero mil veces «no entender» esta película como le sucedió a Rojas, una palabra más que autorizada en la materia, antes que entenderla y, encima, defenderla como vos. Birdman es un chiche para nenes snobs que creen estar viendo algo profundo. Te debés haber re emocionado cuando le dieron el Oscar no?

Me alegra que hayas descubierto a Murakami, qué pasó? Lo viste en la vidriera de todas las librerías y dedujiste que si está tan de moda algo puede darte no? De todas formas, la lectura siempre es buena, te felicito.

Saludos y gracias por comentar de nuevo!

Nuria Silva

Mauricio Rodriguezrespuesta
12/04/2015 en 03:27
– En respuesta a: Nuria Silva

Hola Nuria

Insisto en que no te gusto mi contra-crítica

Haciendo cuentas de tu gran público de (6 personas incluyéndome)

la mitad (3 personas incluyéndome) no estuvimos de acuerdo con tu critica y si mis cuentas no me salen mal es el 50%

Entonces creo que no tuviste razón con tu gran público (6 personas incluyéndome)

Creo que teniendo tanto público (6 personas y 3 que no están de acuerdo incluyéndome) deberías dedicarte a otra cosa por que no vas a llegar muy lejos

Saludos
Mauricio Rodríguez (tu 16.6666%)

Nuria Silvarespuesta
27/04/2015 en 07:30
– En respuesta a: Mauricio Rodriguez

Mauricio! Volviste! Ahora para demostrar que además de saber leer, sabés contar. Sin embargo ¿en serio estás planteando que la cantidad de comentarios refleja la cantidad de lecturas de una nota? Vale decir que las que no tienen comentarios no fueron leídas nunca. Interesante. Tu lógica no tiene límites.

Abrazo!

Nuria Silva

liliánrespuesta
29/03/2015 en 15:33

Murakami y Birdman, tremenda conjunción para snobs al paso! y después dicen que la snob es la crítica… Podés disentir con su mirada pero hay fundamento en lo que escribe no es un ejercicio de canchereada «pour la galerie». Ya estoy sacando turno para el psicólogo porque no solo no me reí con este bodrio sino que se me hizo eterno, aburrido y pretencioso, bueh, un signo distintivo de don Iñárritu. La única de sus pelis que hizo mella en mí fue Amores Perros y sospecho que es por las mascotas en cuestión que me pueden. Como dice Josè T. aflojen con los lugares comunes, y antes que piensen que solo veo películas de Godard y de Raya Martin les aviso que leo a Stephen King y amo a J, Carpenter, no sean que me confundan con una lectora de Murakami (Zeus me libre y me guarde!)

Mauricio Rodriguezrespuesta
12/04/2015 en 03:35
– En respuesta a: lilián

Lilian:

En serio? Stephen King jajajajaja eres nueva en literatura, de verdad que risa. y luego seguro 50 sombras de gray.

Bye Lilian

Lucasrespuesta
01/04/2015 en 17:19

Gracias por tantas verdades Silvia. En mi vida ví algo más sobrevalorado que esta sarta de lugares comunes, exagerada y con presuntuosidad hasta en ese doble título que parece querer emular a Milan Kundera.
Ay, madre mía de mi corazao.

Nuria Silvarespuesta
27/04/2015 en 07:33
– En respuesta a: Lucas

Hola Lucas! Gracias por leer y comentar. ¿Qué más puedo agregar a todo lo ya dicho? Cuanto más la pienso, más insulsa me parece.

Saludos!

mariorespuesta
03/05/2015 en 15:53

Con amores perros inarritu llego a su techo. Lo que siguio despues va cuesta abajo, una peli mas aburrida que la otra, tan tediosas, insoportables y pedantes como birdman. Encima el tipo es tan caradura que se permite criticar a hitchcock. La soga (una pieza menor sin dudas); es de lejos una obra maestra compara con este espertento del mejicano. Respetuosamente

Víctorrespuesta
27/06/2015 en 06:31

Soy Mexicano y la verdad me siento profundamente indignado con ésta crítica… porque no retrata el fastidio de ver dos horas de palabrería y esquizofrenia de un tipo que es tán carismático y encantador como una patada en la espinilla. Personajes comunes, festival de clichés y un final de «interprételo usted mismo». Además este anhelo de hacer películas con «novedades técnicas» ya pasó a la historia, sería mejor que hiciera una película «normal» agradable y no historias pretenciosas con aires filosóficos.

moronrespuesta
05/04/2016 en 15:36

No estoy seguro si defender la critica completamente, estoy de acuerdo en que la pelicula es manipuladora, hecha a adrede para obtener premios, que sigue una formula muy conveniente , es complaciente para diversos circulos artisticos

Pero no es una mala pelicula, tal vez tampoco era tan mala la de Jupiter Ascending, pero ¿ era conveniente compararlas? , personalmente yo habria hecho la comparacion con una mejor pelicula de ciencia ficcion (por ejemplo prometheus)

Sin duda el discurso del sacrificio del artista , de esa reclamacion en contra del arte comercial etc. harian que esta pelicula llamara la atencion, recordad que simplemente que una pelicula que uno pocos años antes se llamara «el artista» y utilizando la ampulosidad del cine mudo a blanco y negro hicieron que el circulo de artistas se orinara en los pantalones obsequiendole a esta pelicula un monton de premios sin importar si al publico de a pie, que no es artista, ni intelectual realmente le gustaba, al menos debo darle credito a la pelicula de iñarritu de funcionar bien a nivel comercial y gustar mas o menos a una buena cantidad de publico, claro que el golpe dramatico, el golpe violento que traen las peliculas de iñarritu funciona bien a nivel comercial y birdman con el final que tiene no es ajena a ese recurso facilon de iñarritu

La pelicula es disfrutable, pero eso no quiere decir que sea merecedora de tantos premios y alabanzas, personalmente el tema que trata no es atractivo, no es provocador, mucho menos inovador, otras peliculas ya han explorado aquello del sacrificio del artista por su arte, la tan alabada tecnica de filmacion es solo un gancho publicitario, podria haber sido realizada de manera normal y nadie habria notado la diferencia, pero iñarritu uso todo lo que tenia, todo lo que decia el librito, para llamar la atencion de los criticos y de la academia
Seguramente ese año hubo un monton de peliculas mejores, dentro y fuera de hollywood que fueron ignoradas, aunque debo decir que de las peliculas nominadas Birdman era la mejor, considerando la caricatura que hicieron de alan turing , la mentirosa pelicula de Hotel Budapest que la hicieron pasar por una novela de Zweig y la gringada de American Snipper, Birdman era la mejor, pero sin duda hubo otras que fueron ignoradas

Juliorespuesta
30/08/2016 en 17:20

Hola Nuria, no sabía donde escribirte así que lo hago por aca…
¿Me harías una lista con 10 películas (o si querés más) que te gusten mucho y me recomendás para bajar y ver?
Te dejo 3 que me gustan muchísimo como para que te guíes en mi gusto.
1- (1975) One Flew Over the Cuckoo’s Nest
2- (2007) There Will Be Blood
3- (1994) Pulp Fiction

Espero tu respuesta y disculpame si te molesta la pregunta… Saludos.

Wachomovies.respuesta
30/05/2017 en 23:33

Buen apunte sobre La Soga.
Sobre Iñarritu descargas, previsiblemente desde el título, bilis y adjetivos calificativos a su persona (has oído hablar de la falacia «Ad hominem»? Es detectable desde un tiempo muy anterior a Hitchcock, por cierto). De Birdman poco o nada dices. Tu «crítica» se reduce a un «me caga el tipo» y «su peli no me gustó». Argumentos…nada. Sólo comparaciones con películas que sí te gustan (así, a secas).
No te recomiendo ni a Mozart, ni a Wagner ni, ejem, a Borges. Eran unos plomos insoportables. Te harían rabiar (más).

Orbisrespuesta
19/05/2018 en 13:16

Desconfío de una crítica que solo echa flores y lo mismo desconfío de una que solo enumera aspectos negativos. Si en dos horas de película no se encuentra nada meritorio de elogio creo que el problema ya no es de la película, sino del ojo que mira.

Deja un comentario