Enders-Game-2013La historia de El juego de Ender transcurre en un futuro alternativo, en una sociedad diferente a la nuestra, aunque muy similar. Debido a los problemas de superpoblación, las familias deben limitarse a  tener dos hijos como máximo. No obstante, luego de haber engendrado a Peter y a Valentine, los Wiggin tuvieron un tercer hijo: Ender. Peter Wiggin, el mayor, reveló desde temprano una naturaleza violenta y atormentó (y aún atormenta) a sus hermanos, que sienten por él un auténtico temor. Peter Wiggin fue, durante algún tiempo, una auténtica promesa. Pero su carácter violento terminó tornándose en su contra.

En un pasado reciente, el planeta Tierra sufrió una invasión alienígena que costó la vida de millones de civiles. No obstante, los seres humanos lograron vencer la invasión. La victoria se debió, en gran medida, a las hazañas de Mazer Rackham, quien desde entonces se ha convertido en un mito viviente. Aunque los seres humanos hayan vencido, los militares y los gobiernos más importantes del mundo se pusieron de acuerdo para formar una alianza mundial y prepararse minuciosamente para atacar a los invasores, a los que llaman “Insectores”. La premisa es que no pueden quedarse cruzados de brazos ante la posible amenaza de una invasión extraterrestre. Un imperativo biológico impide a la raza humana no tomar medidas: el imperativo biológico de la supervivencia. Así que, ya sea que los Insectores tengan intención de volver a invadir la Tierra o no, los seres humanos han desarrollado una sofisticada tecnología en armamentística militar y estrategias de combate intergaláctico y piensan dar batalla.

En este nuevo orden mundial, las Escuelas ya no sirven únicamente para la formación ciudadana, sino que también son semilleros de futuros soldados. Los alumnos potencialmente aptos para la guerra son cuidadosamente monitoreados y estudiados. Ender Wiggin es un estudiante tímido, delgado y bastante pequeño, pero el coronel Graff está convencido de que, tras su apariencia, se oculta un verdadero líder. Lo ha estudiado de cerca, con particular celo. Tiene muchos años de experiencia como para equivocarse. Así que, a pesar de que Ender Wiggin no tiene edad suficiente para recibir entrenamiento militar aún, el coronel Graff (con la autorización de la junta militar) propone a la familia Wiggin realizar una excepción. Ender acepta la propuesta y comienza su formación militar, años antes de lo previsto.

Enders-game

Al principio, todo lo que Ender recibe es maltrato y abuso por parte de sus pares y superiores, con la excepción de Graff y algunos compañeros comprensivos. Pero Ender consigue salir airoso y demuestra que la intuición de Graff estaba más que justificada: destaca como estudiante y se convierte poco a poco en un ejemplo y un modelo a seguir. La destreza física demuestra ser menos importante que la habilidad estratégica, que se cultiva y se desarrolla (más que ninguna otra cosa) a través de los videojuegos.

La historia se vuelve un poco más enrevesada a partir de la relación que Ender establece con un videojuego llamado “La bebida del Gigante”. Se trata de un juego que se modifica a sí mismo, a medida que avanza, a partir de la relación y el vínculo establecido con el jugador. “La bebida del Gigante” es tecnología creativa. Ni siquiera los propios diseñadores del videojuego pueden estar seguros de lo que sucederá, ni pueden controlar lo que el sistema revele. Ender, lentamente, comienza a entender a los Insectores bajo una perspectiva inédita: de pronto establece un peligroso vínculo de empatía con ellos.

La teoría termina cuando se pone en práctica. La sala de Juegos es el escenario en el que, finalmente, se decide el valor de cada estudiante. El juego, aunque fácil de entender, es difícil de jugar. Se trata de un espacio sin gravedad, con dos puertas de salida a cada lado. Dos bandos enfrentados y armas paralizadoras. Los primeros en atravesar la puerta contraria, ganan. Ender Wiggin ha ganado siempre. Aunque, todo esto no deja de ser una simulación, un entrenamiento.

A medida que el tiempo pasa, Ender Wiggin conquista su fama. En algún momento, las autoridades deciden que ya está listo para pasar a un nuevo nivel y lo ponen a entrenar nada menos que junto a Mazer Rackham. Ender se convierte en un auténtico líder y, con otros estudiantes destacados, forma un equipo en el que las prácticas de guerra ya no son entre compañeros, sino contra simulaciones de flotas alienígenas. Estos estudiantes realmente están preparándose para la guerra por venir. En un imprevisto golpe de timón argumental, lo que debía ser el examen final resulta ser la batalla real contra los Insectores, gracias a un engaño de las autoridades militares. La victoria es arrolladora y todos la celebran, excepto Ender Wiggin: más allá de estar molesto por la mentira, no comparte el odio de sus compatriotas hacia los Insectores. Se ve a sí mismo como un genocida y no está seguro de poder soportar ese peso sobre sus hombros. Su tristeza y sus emociones están lejos de ser comprendidas y compartidas por sus pares.

(L-R) ASA BUTTERFIELD and ABIGAIL BRESLIN star in ENDER'S GAME

El argumento, tal como está descrito, se aplica tanto a la película de Gavin Hood, como a la novela de Orson Scott Card, en la que está basada. La adaptación cinematográfica es fidelísima. Casi no hay diferencias entre libro y película, excepto por las actividades de los hermanos de Ender, que ocurren en simultáneo en el planeta Tierra. Como la guerra contra los alienígenas se convirtió en un asunto de poder y los gobiernos más importantes del mundo se la disputan, la hegemonía se dividió en tres poderes: el Hegemon, el Polemarch y el Strategos. Valentine y Peter, a través de los pseudónimos de Locke y Demóstenes, consiguieron infiltrarse en la opinión pública y sus reflexiones, comentarios y juicios sobre los hechos, llegaron a tener una influencia tan grande, que terminaron decidiendo cuestiones políticas de gran alcance. Sin embargo, todo esto queda convenientemente excluido de la adaptación cinematográfica.

El libro El juego de Ender forma parte de una compleja y enorme saga, compuesta de varios volúmenes. Por lo que es lícito sospechar futuras adaptaciones cinematográficas, secuelas, precuelas y un largo etcétera. Aunque eso dependerá, en gran medida, del éxito que coseche esta primera entrega y de las decisiones de los realizadores de turno.

Hacia el final, tanto del libro como de la película, queda la peculiar sensación de que ya no hay nada más que decir sobre la historia, mientras que -sin embargo- podría continuar indefinidamente. Esto se debe a que, al principio, el eje se pone en el entrenamiento de Ender y en la futura batalla contra los Insectores pero, luego, el eje se desplaza. Cuando finaliza esta historia, nos damos cuenta de que lo verdaderamente interesante de todo esto es el personaje de Ender y su extraña e insólita sensibilidad, reflejada en la relación con su hermana y en la relación con los extraterrestres. ¿Qué futuro le espera a Ender, a la humanidad y lo que queda de ella?

El juego de Ender (Ender’s Game, EUA, 2013), de Gavin Hood, c/Asa Butterfield, Harrison Ford, Hailee Steinfeld, Ben Kingsley, Viola Davis, Suraj Partha, Abigail Breslin, 114’.